¡HISTÓRICO! La venezolana Yulimar Rojas rompió el récord mundial de salto triple

0
15

La venezolana Yulimar Rojas, doble campeona mundial de triple salto, conquistó en Tokio su primer oro olímpico con un nuevo récord del mundo, 15,67 metros en su último intento, y Ana Peleteiro, su compañera de entrenamientos bajo la dirección del cubano Iván Pedroso, ganó el bronce después de batir dos veces su récord de España.

El registro de la venezolana mejora en 17 centímetros la plusmarca mundial establecida por la ucraniana Inessa Kravets el 10 de agosto de 1995 en los Mundiales de Gotemburgo (Suecia).

Por su parte, la portuguesa Patricia Mamona, con 15,01 en su cuarto salto, se alzó con la presea de plata, y Peleteiro, batiendo su récord nacional primero con 14,77 en el segundo turno y luego con 14,87 en el quinto, se fue con el bronce.

Única atleta del mundo que había superado los 15 metros en el último ciclo olímpico (y además 17 veces antes de hoy, incluidas sus seis competiciones de este año), Rojas había prometido “un gran espectáculo” en la final, pese a que no había público para disfrutar del show.

Y cumplió lo prometido. En su primer brinco se fue a 15,41 metros, poniéndose ya fuera del alcance de todas sus rivales, y despidió el concurso con el mejor salto de la historia.

No había duda de su victoria, debido a su calidad, su garra competitiva y su físico impresionante (192 centímetros de estatura, 72 kilos). Yulimar, adiestrada, como Ana Peleteiro, por el cubano Iván Pedroso en su campamento español de Guadalajara, estaba más de medio metro por delante de todas las demás.

La venezolana tiene un margen descomunal para vencer sin necesidad de hacer complicados cálculos matemáticos durante la carrera para ajustarse a la tabla de batida, lo que en la ronda de clasificación se dejó 39 centímetros entre punta de zapatilla y tabla, y aun así saltó 14,77 metros, 15 centímetros más que su compañera de trabajo Peleteiro.

Desde el primer turno, sus rivales se vieron resignadas a luchar por el segundo puesto.

La verdadera incógnita era comprobar si la venezolana pudiera vestir su primer título olímpico con un nuevo récord mundial, borrando de las listas la vieja plusmarca de la ucraniana Inessa Kravets (15,50), que ya no cumplirá los 26 años.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here