¡DESGARRADOR! Gritos de una mujer antes de morir, delataron a un asesino en serie

0
4

Los gritos de Jackeline minutos antes de ser asesinada delataron a Hugo Osorio, y dejaron en evidencia a este expolicía que por años presuntamente enterró a sus 18 víctimas en su casa en El Salvador, incluyendo a la joven.

Habitantes de la calle Estévez, en Chalchuapa, unos 90 km al oeste de San Salvador, escucharon a Jackeline Cristina Palomo, de 26 años, tratando de huir de la casa de Hugo Ernesto Osorio Chávez, un hombre a quien sus vecinos consideraban una buena persona.

Pese a la alerta que habría puesto la mujer con sus gritos, Osorio la recapturó y la mató con un fierro, según dice la policía.

Lo cierto es que todo se descubrió “por medio de ella, que se fugó, dejó las huellas de sangre en la puerta de entrada del criminal este. Si no, esto hubiera seguido”, expuso José Cruz, abuelo de Jackeline.

En la casa, la policía encontró el cadáver de Jackeline y de su madre, Mirna. Y, cerca de una fosa, halló el cuerpo de Alexis, de 24 años y hermano de Jackeline, y de otro hombre.

El sr. José además contó que su familia pagó 7.000 dólares al hermano de Osorio, quien presuntamente se dedicaba al tráfico de personas, para que llevara a Alexis a Estados Unidos, pero el expolicía de 51 años los mató a todos, incluso a su propio hermano.

Según versiones de prensa, Osorio habría tratado de confundirse entre los cadáveres. Pero luego admitió que tenía más víctimas en un terreno ubicado al frente de su casa, en unos cañaverales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here